En Vidovdan, el Metropolita Amfilohije y el Obispo Kirilo celebraron la Liturgia en el Monasterio Gr




Con motivo de Vidovdan, en el monasterio de Gracanica en Kosovo se celebró la Divina Liturgia. La misma fue presidida por Su Eminencia Reverendísima Amfilohije, Arzobispo de Cetinje y Metropolita de Montenegro y el Litoral, y concelebraron S. E. Teodosio Obispo de Raska-Prizren y Kosovo, S. E. Joanikije, Obispo de Budim y Niksic, S. E. Atanasio Obispo de Milesevo, S. E. Jovan Obispo de Pakrac-Eslavonia, S. E. Kirilo Obispo de Buenos Aires, Sur y Centro América, S. E. Atanasio Obispo retirado de Zahumlje y Heregovina Atanasio y un gran número de clero.


Dijo que el Metropolitano que los serbios en Kosovo y Metohija, no sólo no son minoría, sino que son la nación más fuerte y más poderosa de Europa, y son una señal a todas las naciones europeas que hoy se han convertido en pueblos anticristianos, y los cuales se hicieron peores y más peligrosos que los anticristianos bolcheviques que eran bautizados y por eso en algunos casos habían preservado por lo menos un mínimo de respeto. Mas ahora los no-bautizados gobiernan el mundo:

"La violencia continúa en todo el mundo, la violencia que comenzó aquí en 1389, continúa hoy en presencia nuestra y se desarrolla en todo el mundo", dijo el Metropolita. Transmitió impresiones de su reciente visita a Siria, donde fueron demolidas ciudades enteras por los mismos abusadores que aquí en Kosovo destruyeron nuestros templos. Enfatizó que este es el mismo espíritu impío que actúa en nombre de los llamados “Derechos Humanos” europeos, y de hecho es una continuación de las Cruzadas que profanaron los lugares sagrados para sus propios intereses.

Vladika Amfilohije recordó las palabras del Señor: Aquellos que Me persiguen, perseguirán también a ustedes, y dijo que estas palabras enseñan a la gente a no perder la esperanza:

"Lo que está sucediendo hoy es la continuación de lo que ha estado sucediendo a lo largo de la historia de la humanidad, especialmente en lugares sagrados, como Kosovo y Metohija. Esta firmeza de los kosovares en la fidelidad a la Honorable Cruz, a Cristo nuestro Dios - Dios del amor, es un testimonio a nuestros otros hermanos que aquí viven, para que ellos también regresen a la Honorable Cruz. Y regresarán mientras nosotros seamos fieles a Él”.


Luego, el obispo Teodosije destacó que es importante para nosotros sobrevivir como nación, que entre nosotros nazcan niños y que preservemos nuestros sagrados y venerables santuarios de Kosovo y Metohija. Esa es la razón por la que nuestra Iglesia condecora con una medalla a todas las madres que viven en Kosovo y Metohija y que dan a luz y crian hijos.

En este sentido, este año 35 madres con cuatro, cinco o más niños recibieron medallas de oro y plata denominadas "La Madre de los nueve Jugovic" (por los famosos hermanos Jugovic que lucharon con hombría en la batalla de Kosovo), y para cada niño fueron entregados 12000 dinares como asistencia.

También, Vladika Amfilohije donó a la organización humanitaria "La Madre de los nueve Jugovic", la cual administra seis cocinas humanitarias en todo el mundo, un auto de campaña para la entrega de alimentos.

Y Vladika Teodosije informó a los presentes que en el jardín de infantes en Gracanica tiene 760 niños, y que el primer grado el año pasado fueron inscriptos 262 niños.


Featured Posts
Recent Posts
Archive

Sede de la Diócesis: Catedral de la Natividad de la Virgen

calle 15 de Noviembre de 1889 - N° 1536

(1130) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Teléfono: +54-11-4304-1211

e-mail: spc.buenosaires@gmail.com

www.iglesiaortodoxaserbiasca.org