top of page

"Leemos las Escrituras, rezamos y ayunamos para alcanzar las mismas virtudes que Cristo", O. Kirilo



El domingo 26 de noviembre se celebró la Divina Liturgia en la Catedral de la Natividad de la Santísima Madre de Dios en Buenos Aires-Argentina. La Liturgia estuvo presidida por Su Eminencia Kirilo, Obispo de Buenos Aires, Sur y Centro América. Ese domingo se conmemoró a nuestro Padre entre los Santos, Juan Crisóstomo Patriarca de Constantinopla.


En su sermón, el Obispo Kirilo dijo: "Hoy hemos leído el Santo Evangelio en el que Nuestro Señor enseña a amar a Dios por sobre todas las cosas y amar al prójimo como a nosotros mismos. Entonces un joven Le pregunta: ¿quién es mi prójimo? Y nuestro Señor le cuenta la parábola del buen samaritano, en la que un hombre que descendía de Jerusalén a Jericó fue golpeado por ladrones, y ni el sacerdote ni el levita se detuvieron a asistirlo. En cambio fue asistido por un samaritano que pasaba. Cuando Cristo le preguntó al joven, quién te parece que fue prójimo para el herido, el joven contestó: el que actuó misericordiosamente con él. Entonces el Señor le dijo: "Ve y haz tú lo mismo". Esta exclamación, queridos hermanos, Cristo nos la dice en toda situación y cada día. Nos invita a imitar las buenas acciones que Él enseñó. Ve y haz tú lo mismo. ¿Por qué leemos las Santas Escrituras? ¿Por qué rezamos y ayunamos? Leemos las Escrituras, rezamos y ayunamos para adquirir las mismas virtudes que Cristo. No ayunamos para luego decir a otros que nosotros ayunamos. No rezamos para que nos digan "qué bien cómo reza". Tampoco leemos las Santas Escrituras para que nos alaben por cómo leemos la Biblia. Sino que rezamos, ayunamos y leemos las Escrituras para adquirir por la gracia de Dios las mismas virtudes que Cristo. Ellas son, en primer lugar la misericordia, el amor a Dios y al prójimo. Leemos las Escrituras también para cumplir con ellas", dijo el Obispo Kirilo en su sermón.














Comentarios


Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page