top of page

“Debemos ser templo en el templo” Obispo Kirilo en la Fiesta de la Entrada de la Virgen en el Templo



El pasado lunes 4 diciembre se celebró la Gran Fiesta de la Entrada de la Madre de Dios en el Templo. Esta es una de las Doce Grandes Fiestas de la Iglesia. Su Eminencia Obispo Kirilo presidió la Divina Liturgia en la Catedral Ortodoxa Serbia de la Natividad de la Madre de Dios, en Buenos Aires, concelebrando con sus sacerdotes y diácono.


El Obispo Kirilo dijo en su sermón: “Hoy celebramos la Entrada de la Madre de Dios en el Templo. Esta gran fiesta tiene varias dimensiones. Una de ellas es la dimensión familiar, ya que la niña de tres años María fue educada por sus santos padres Joaquín y Ana durante los primeros 3 años de su vida y ellos la llevaron al Templo. Ella no fue educada y llevada a lugares mundanos sino al Templo. Esto es muy importante porque si no hubiera habido esta educación de Joaquín y Ana sobre la niña María, entonces esta fiesta que hoy celebramos no hubiera existido. También está la dimensión de la sociedad. Porque la sociedad fue preparada para esta Fiesta. El Templo había sido construido y la sociedad, el pueblo, creía en el Verdadero Dios. Sin todo esto, tampoco hubiera sido posible este acontecimiento que hoy celebramos. El Sumo Sacerdote Zacarías recibe a la Niña y Virgen María en el Templo como si recibiera a Dios mismo. Y la lleva hacia el Santo de los Santos, donde sólo el Sumo Sacerdote podía ingresar y solamente una vez al año. La tercera dimensión de esta Fiesta es la metafísica: es la relación nuestra con Dios, y la especial relación de esta pequeña Niña con Dios. Ella fue profetizada y preparada para ser Templo en el Templo. Vemos en la Profecía de Ezequiel que el profeta ve en una visión a Dios en un carruaje, y que ese carruaje “tenía su apariencia y su obra como rueda en medio de rueda” (Ezequiel 1:15-28). Entonces debemos ser templo en el templo, como lo fue la Virgen María, y así seremos un lugar donde habite Dios en nosotros. La Madre de Dios fue templo en el templo, no solamente para Ella misma sino que también para invitarnos a nosotros a imitarla. Por eso el Profeta David dijo que el Señor no vive en templos hechos por mano de hombre, sino que el Cielo es mi Fundamento. Es decir que Dios no desea lo nuestro sino a nosotros. El desea morar en nosotros, y este es el único camino hacia nuestra salvación. Por eso es necesario preparar nuestro corazón, nuestra mente y nuestra alma para caminar los caminos de Cristo. Así fue como la Madre de Dios se hizo templo de Dios. Pero esto sólo puede realizarse sólo dentro de la Iglesia, no puede hacerse mirando internet por horas. Se debe ir al templo, mirar los íconos, oir los cantos de los oficios, oir la Palabra de Dios, este es el único camino para la apertura de nuestra alma a la Gracia de Dios. Sin embargo hoy vemos a los padres de los niños que les dan pantallas con videos y demás por horas a sus niños, y esto distorsiona el alma, la mente y el corazón del niño. Luego aparecen ateos, o personas que no creen en Dios y esto en muchos casos sucede porque los padres no educaron debidamente a sus hijos en Dios. Pidamos a los santos Joaquín y Ana quienes educaron a la Santísima Virgen María y Madre de Dios que ellos nos ayuden a educar a nuestros niños. Pidamos a la Santísima Madre de Dios que nos ayude a educar a nuestra propia alma, corazón y mente para que ellos sirvan a Dios y que vayamos así por el camino de Ella y de todos los santos que vivieron en este mundo”, dijo Monseñor Kirilo.

Luego, Monseñor felicitó a María Lilin Cabral, por su Slava en el día de hoy. La Abogada María Lilin es parroquiana de la Iglesia de la Santa Trinidad en la ciudad de Resistencia, Prov. de Chaco. Ella se convirtió a la Fe Ortodoxa hace algunos años en el día de la Entrada de la Madre de Dios en el Templo, y desde ese día celebra esta Fiesta como su Slava familiar.





















Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page