Se curó la herida de medio siglo de cisma entre la Iglesia Serbia y la Iglesia Macedonia



Miles de fieles llenaron hoy, 19 de mayo de 2022, la Catedral de San Sava en Vracar, donde se celebró la Divina Liturgia Jerárquica por Su Santidad el Patriarca serbio Porfirije y Su Beatitud Arzobispo de Ohrid y Macedonia Stefan con la concelebración de los Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia y la Iglesia Ortodoxa Macedonia - Arzobispado de Ohrid, en la presencia orante de Su Beatitud el Arzobispo de Ohrid y el Metropolita de Skopje Jovana.


En la Santa Liturgia, después de más de medio siglo de tentaciones, finalmente se estableció la comunión litúrgica y canónica recíproca. Concelebraron junto con el Patriarca Porfirije y el Arzobispo Stefan varios Metropolitas y Obispos, en la presencia orante de demás miembros del Santo Concilio de los Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia.


Compartimos el Anuncio del Santo Concilio de Obispos referente al restablecimiento de la comunión litúrgica y canónica entre la Iglesia Ortodoxa Serbia y la Iglesia Ortodoxa Macedonia – Arzobispado de Ohrid.





Anuncio del Santo Concilio de los Obispos

16. mayo 2022


Habiendo recibido el acta del Santo Sínodo de los Obispos de la "Iglesia Ortodoxa Macedonia - Arzobispado de Ohrid" en la que por un lado asiente el estatus canónico reconocido por todos en general, que le otorgó en 1959 el Santo Concilio de los Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia, y por el otro expresa esperanza en que la Iglesia Ortodoxa Serbia de manera fraterna resolverá la consulta sobre su definitivo estatus canónico en la actualidad, que luego deberá ser seguido por el consentimiento y la aceptación pan-ortodoxos de ese estatus, el Santo Concilio de los Obispos decidió:


- con gratitud al Señor y con alegría, el Concilio acoge la aceptación del estatus canónico reconocido en general, que es el estatus de la más amplia autonomía posible, es decir, de plena independencia interna, concedido en 1959;


- puesto que se eliminan las causas de la interrupción de la comunión litúrgica y canónica, provocada por la proclamación unilateral de la autocefalía en 1967, se establece una plena comunión litúrgica y canónica;


- al establecer la unidad sobre bases canónicas y bajo las condiciones de validez de la orden canónica en todo el territorio de la Iglesia Ortodoxa Serbia, el diálogo sobre el futuro y eventual estado final de las diócesis en Macedonia del Norte no solo es posible sino útil, legítimo y realista ;


- en el diálogo sobre su futuro y posiblemente final estatus canónico, la Iglesia Ortodoxa Serbia se guiará única y exclusivamente por principios, criterios y normas eclesiológico-canónicos y eclesiásticos-pastorales, sin preocuparse por la "real-política", "geo-política", "eclesio-política", ni por otras cuestiones dadas ni por iniciativas unilaterales, y no sujetará a la influencia o presión de nadie;


- y, finalmente, el Concilio no pretende condicionar a la nueva Iglesia hermana con cláusulas restrictivas en cuanto al alcance de su jurisdicción en el país de origen y en la diáspora tras resolver su estatus, con la recomendación de resolver la cuestión de su denominación oficial en diálogo fraterno directo con las Iglesias Helénicas y demás Iglesias Ortodoxas locales.

















Featured Posts
Recent Posts
Archive