top of page

Festiva celebración de la Resurrección del Señor, en la Catedral Ortodoxa Serbia en Buenos Aires



La Resurrección de Nuestro Señor Dios y Salvador Jesucristo se celebró en todo el mundo ortodoxo el pasado domingo 16 de abril. Y en la Catedral Ortodoxa Serbia de la Natividad de la Virgen, en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, se celebró la Divina Liturgia Pascual, presidida por el Protopesbítero Esteban Jovanovich y en la que ofició el Diácono Matías Falagan. Un gran número de fieles asistió a la Liturgia Pascual. Su Eminencia Obispo Kirilo celebró la Divina Liturgia Pascual en el Monasterio Santa Trinidad en Guatemala (Centro América) y por eso no estuvo presente en Buenos Aires.

La Epístola Pascual de Su Santidad el Patriarca Serbio Porfirije fue leída durante el almuerzo Pascual, en la que entre otros puntos, Su Santidad remarcó que “Nos regocijamos y celebramos la Resurrección de Cristo porque “agradó al Padre hacer habitar en Él toda la plenitud, y por medio de Él reconciliar consigo todas las cosas, tanto las de la tierra como las del cielo” (Col 1:19-20). ¡Nos regocijamos y celebramos la victoria sobre las victorias, porque en el Crucificado y Resucitado de la esclavitud de la muerte -a la que se sometió por el pecado (del género humano)- se congrega y se salva toda la creación! ¡Nos regocijamos y celebramos la Resurrección del Señor Cristo porque, al hacerlo, recibimos la promesa de nuestra propia victoria sobre las cadenas de la muerte y anunciamos al mundo la alegría de la vida! “, dijo el Patriarca en Su Epístola Pascual.

Los Jerarcas Ortodoxos de la Argentina, Monseñor Iosif, Monseñor Santiago, Monseñor Juan, Monseñor Kirilo y Monseñor Leonid, enviaron un saludo en conjunto a todos los fieles ortodoxos en la Argentina por la Fiesta de las fiestas, la Resurrección del Señor, en el que expresaron: “A través de la presente, nosotros los Obispos Ortodoxos que ejercemos nuestro trabajo pastoral en Buenos Aires y en Argentina, queremos hacer llegar a todas nuestras familias, instituciones parroquiales, fieles, y a todos nuestros gobernantes, una salutación pascual llena de la alegría de la Resurrección de Cristo, nuestro Señor y Salvador, exclamando nuestro cántico tradicional: “¡Cristo resucitó! ¡Verdaderamente resucitó!”. Pues, así como nuestro Señor, padeció la pasión y la crucifixión, también confesamos que resucitó al tercer día siendo el Soberano de la vida y la muerte, uniendo a los terrenales junto a los celestiales, elevando nuestra condición humana que estaba sujeta a la muerte y que ahora ha sido vencida”.

Todos los presentes participaron del almuerzo festivo en el salón parroquial organizado por la Comisión Directiva de la Catedral y los miembros del clero y monjes, con la gran ayuda de muchos de los fieles. Durante el mismo, el Padre Esteban tomó la palabra e hizo llegar el saludo pascual de Su Eminencia Obispo Kirilo a todos sus fieles. Luego, agradeció al Frigorífico FRIOLIM por haber donado las exquisitas salchichas para el almuerzo Pascual. Cabe mencionar que el Frigorífico tiene una larga y estrecha relación con la Catedral.

El Padre Esteban aprovechó la gran concurrencia de fieles para adelantar que en poco tiempo y con la bendición del Obispo Kirilo, se organizará la posibilidad de que los fieles puedan colaborar con la economía de la Catedral, con una cuota mensual. Este sistema existía en un principio, así fue que se pudo construir la Catedral y mantenerse por muchos años.

También el Padre Esteban hizo venir al frente a nuestro feligrés Alberto Tanasievich, quien vive en una situación de gran necesidad de ayuda, y en la noche de Pascua, mientras asistía a la Iglesia, su casa sufrió un incendio que consumió prácticamente todas sus pertenencias. Se informó de la situación y se comenzó a organizar una ayuda humanitaria para él (todo aquel que desee colaborar con dinero o con ropa, o todo lo necesario para su vivienda, por favor comunicarse al mail de nuestra Secretaría spc.buenosaires@gmail.com).

Durante la celebración Pascual el Padre Esteban y el Padre Diácono Matías reunió a los muchos chicos para charlar sobre la Resurrección de Cristo y entregar a cada uno dos libros para niños en español, uno acerca de la vida de los monjes y otro acerca de la historia del huevo de Pascua rojo, ambos traducidos al español y publicados por nuestro Diácono Matías, quien tradujo varios libros para niños.

¡Cristo resucitó! ¡En verdad resucitó!




























Comentários


Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page