Tercer domingo de la Gran Cuaresma: Domingo de la Veneración de la Santa Cruz



En el Tercer Domingo de la gran Cuaresma, al encontrarnos en la mitad del tiempo de Cuaresma, la Iglesia Ortodoxa conmemora la Cruz preciosa y vivificante de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Los servicios incluyen una especial veneración de la Cruz, que prepara a los fieles para la conmemoración de la crucifixión durante la Semana Santa. No sólo el domingo de la Santa Cruz nos prepara para la conmemoración de la crucifixión. También nos recuerda que la Cuaresma es un período en el que estamos crucificados con Cristo. Como somos "crucificados en la carne con sus pasiones y deseos " (Gálatas 5:24), y nos mortificamos a nosotros mismos durante cuarenta días de ayuno, la preciosa y vivificadora cruz ahora se coloca delante de nosotros para refrescar nuestras almas que no pueden estar llena de un sentimiento de amargura, resentimiento y depresión. La cruz nos recuerda la Pasión de nuestro Señor, y presentando a nosotros su ejemplo, nos anima a seguirlo en la lucha y el sacrificio, a ser renovados, y reconfortados. En otras palabras, tenemos que experimentar lo que el Señor experimentó durante su Pasión - Ser humillado en una manera vergonzosa. La Cruz nos enseña a pasar a través del dolor y el sufrimiento. Nosotros vamos a ver el cumplimiento de nuestras esperanzas: la herencia celestial y la gloria eterna. Como alguien que camina en un largo y costoso camino, agobiados por el cansancio encontramos un gran terreno y fortalecimiento bajo la fresca sombra de un frondoso árbol, así encontramos la comodidad, frescura, y el rejuvenecimiento bajo la cruz que da la vida, Que nuestros Padres han "plantado" en este domingo. Por lo tanto, estamos fortalecidos y capacitados para continuar nuestro camino cuaresmal con paso ligero, descansado y Animados. Por otra parte, como la Santa Cruz es llamada el árbol de la vida, se coloca en el medio del ayuno, como el árbol antiguo de la vida que se colocó en el centro del jardín del Edén. Por esto, nuestros Santos Padres nos quisieron recordar la gula de Adán, así como el hecho de que a través de este árbol ha sido condenado. Por lo tanto, si nos atamos a la Santa Cruz, no vamos a encontrar nunca la muerte sino la vida eterna.


Canto de la Veneración a la Santa y Vivificadora Cruz: El sacerdote junto con los fieles cantan tres veces el siguiente canto:

"Ante tu Cruz oh Soberano nos postramos y tu santa resurrección glorificamos".

Y hacemos una postración en cada uno de los cantos.

Featured Posts
Recent Posts
Archive

Sede de la Diócesis: Catedral de la Natividad de la Virgen

calle 15 de Noviembre de 1889 - N° 1536

(1130) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Teléfono: +54-11-4304-1211

e-mail: spc.buenosaires@gmail.com

www.iglesiaortodoxaserbiasca.org