Celebración del Santo Profeta Elías en Buenos Aires

El pasado domingo 7 de agosto se celebró la Divina Liturgia Episcopal en la Catedral Ortodoxa Serbia de la Natividad de la Virgen, en la ciudad de Buenos Aires y se celebró al Santo y Glorioso Profeta Elías (su día de conmemoración es el 2 agosto). Luego de la Liturgia se celebró la Slava de la familia Jovanovich.

Su Eminencia Kirilo, Obispo de Buenos Aires, Sur y Centro América presidió la Liturgia, en la que concelebraron el Archimandrita Theophylact del Monasterio Ortodoxo Ruso de la Santísima Trinidad en New York, EEUU (ROCOR), el Presbítero Esteban Jovanovich y el Hieromonje David Janketic. Muchos fieles asistieron a la celebración.

Luego de la lectura del Evangelio, el Obispo Kirilo invitó al Archimandrita Theophylact a decir unas palabras y dijo entre otras cosas que “El Profeta Elías es el ejemplo de santidad en el Antiguo Testamento”. Luego de resumir la historia de la vida de San Elías, de cómo demostró su celo por Dios ante aquellos que veneraban a ídolos, y que por ello fue perseguido y tuvo que vivir en el desierto, el Padre Theophylact dijo que con su vida en el desierto:

“San Elías fue un ejemplo de ascetismo. Porque allí él vivió haciendo ayuno y de esa manera se purificaba, se alejaba de las pasiones del mundo. Luego San Elías fue enviado por Dios para matar a los sacerdotes que veneraban al dios pagano y llevaban a los demás a hacerlo. Hoy muchos pueden decir: Qué Dios terrible, ¿cómo mandó a matarlos? Vemos que lo hacía por misericordia, porque habían muchos hombres que no podían por sí solos volver de la iniquidad. Y para que ellos no siguieran cayendo más profundamente en la iniquidad hasta asemejarse a los demonios, entonces Dios los llevaba antes de esta vida, porque después de estas iniquidades, si continúan, sigue la condenación eterna. También hoy celebramos la dormición de Santa Ana, quien era una mujer que no podía tener hijos y junto con su esposo rezaban a Dios para que Él les dé un hijo. En aquella época las mujeres especialmente querían tener hijos porque su hijo podía ser el esperado Mesías. San Joaquín y Santa Ana rezaron y ayunaron mucho para ello y Dios les bendijo dándoles como Hija a la Madre de Dios. Por eso nuestra Iglesia celebra las fiestas de los santos para que todos aprendamos de los ejemplos de ellos y así intentemos imitarlos en nuestras vidas”, concluyó el Padre Theophylact.

Luego, terminada la Liturgia, el Obispo Kirilo dijo unas palabras:

“El Profeta Elías también fue un precursor, como San Juan el Bautista. Porque Elías vendrá antes de la segunda venida de Cristo. Cada profeta tenía un rol especial, y ese rol siempre estaba dirigido a guiar al pueblo hacia Dios, por el camino de la correcta alabanza de Dios. Y los profetas observaban las actitudes de los gobernantes, porque ellos sabían que las desgracias del pueblo eran consecuencia de la moral de los gobernantes, así como los éxitos del pueblo también eran consecuencia de la moral de los gobernantes. Los profetas condenaban públicamente a los gobernantes, si éstos mostraban públicamente actitudes amorales. Especialmente los profetas observaban la relación de los gobernantes con Dios y los acusaban públicamente si ellos veneraban a un dios pagano y no al verdadero Dios. Recordamos cómo San Elías acusó al rey Acab porque él junto con su esposa veneraban al dios pagano Baal, y hacían que todo el pueblo venerara a este dios pagano en vez de al Verdadero Dios. De esto vemos que San Elías, a pesar de vivir en el desierto y de esforzarse en su purificación personal, también sentía una responsabilidad general, por sus hermanos, y por eso hablaba por el bien de todo el pueblo, de la Iglesia del Antiguo Testamento. Éste celo por Dios que él mostraba hizo que Dios lo cuidara y salvara de la muerte. Muy bien dijo recién el Padre Theophylact cuando dijo que no hay que creer que ya no hay conexión con el Antiguo Testamento, porque el Profeta Elías todavía está vivo. Está vivo y vendrá antes de la segunda venida de Cristo para obrar en pos de la salvación del género humano. De esto vemos que Dios puede guardar al ser humano de la muerte. Pero está claro que la ascensión del Profeta Elías al cielo no tiene el mismo poder que la Ascensión de Cristo al cielo, porque Elías ascendió al cielo pero sólo Dios tiene el poder de ascender a todos. Hoy en la Iglesia necesitamos esa fuerza del espíritu de San Elías; cuando Cristo habló acerca de San Juan Bautista, dijo que éste había venido en la fuerza y el espíritu de Elías, por eso hoy la Iglesia necesita esa fuerza del espíritu como tiene el Profeta Elías. Rezamos para que nos sea dada a todos esa fuerza del espíritu del Profeta Elías”, dijo el Obispo Kirilo.

Luego, Vladika Kirilo agradeció la visita del Archimandrita Theophylact, quien es profesor del Seminario en el Monasterio donde reside, y que es norteamericano de nacimiento, y no solo adoptó la Fe Ortodoxa para él sino que siendo profesor también enseña a otros a abrazar la Fe Ortodoxa.

Luego, en el salón de la catedral se celebró el oficio de la Slava en honor del Profeta Elías, ya que la familia Jovanovich celebró su Slava. La gran cantidad de presentes participaron de una celebración festiva.




































Featured Posts
Recent Posts
Archive