Se celebró la Slava de la Catedral de la Natividad de la Virgen



El pasado domingo 19 de septiembre se celebró en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Slava (la Fiesta Parroquial) de la Catedral Ortodoxa Serbia de la Natividad de la Virgen. Con la bendición de Su Eminencia Kirilo (quien por el momento está en Montenegro) la Divina Liturgia fue presidida por Su Eminencia Juan, Obispo de Caracas y Sudamérica de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero. Concelebraron el Presbítero Esteban Jovanovich y el Hieromonje David (Janketic). Estuvo presente la Embajadora de la República de Serbia para la República Argentina, la Sra. Jela Bacovic, así como gran cantidad de fieles que se hicieron presentes para celebrar en oración la festividad del Nacimiento de la Madre de Dios.

En su sermón, el Obispo Juan saludó al Obispo Kirilo agradeciéndole su invitación fraternal (sabiendo que el Obispo Kirilo seguía la transmisión por internet de la Liturgia, desde Montengro) y habló lo siguiente acerca de la fiesta de la Madre de Dios:

«Queridos hermanos y hermanas, los saludo en esta gran fiesta del Nacimiento de la Madre de Dios que también es la fiesta parroquial de este Santo templo. Sobre esta fiesta así como sobre todas las fiestas de la Madre de Dios, salvo la Anunciación, no se habla nada en las Santas Escrituras. Es por eso que los protestantes y los ahora llamados evangelistas nos critican de que veneramos a la Virgen y La veneramos justamente con el nombre de la Madre de Dios. En el evangelio no hay prácticamente nada acerca de la Virgen María simplemente porque la tarea de los evangelistas no era esa, sino era describir la vida y la enseñanza de nuestro Señor Jesucristo. Esa era la tarea de ellos, y como dice el apóstol y evangelista Juan el Teólogo, no alcanzan todos los libros para escribir acerca de la vida de nuestro Señor Jesucristo. Sin embargo, en el Evangelio la Madre de Dios está presente en los eventos más importantes. Está presente obviamente en la Anunciación, Concepción de nuestro Señor Jesucristo, en Su Nacimiento y en el momento en que nuestro Señor Jesucristo como un niño fue llevado a Jerusalén por Sus padres. Y también el primer milagro que hizo nuestro Señor Jesucristo fue por el pedido de Su Propia Madre, cuándo en las bodas en Caná de Galilea transformó el agua común en vino. Asimismo Ella también estuvo al pie de la Cruz de su Hijo, cuando estuvo crucificado y una de las primeras en verlo resucitado. Estuvo también como testigo en la Ascensión de nuestro Señor a los cielos y fue también la Recibidora del Espíritu Santo en Pentecostés junto con los apóstoles. Y también leemos en el Apocalipsis que la Madre de Dios va a jugar un rol muy importante en los últimos sucesos en el fin del mundo. Esto es todo lo que conocemos, que está escrito sobre Ella en las escrituras. El silencio acerca de Ella no lo tenemos que entender como silencio de desprecio sino al contrario un silencio de Reverencia.


Nosotros cada uno tenemos a nuestra propia madre y la amamos y respetamos. Pero eso no significa que vamos a en todos los casos investigar las detalles de la vida de ella y comentarlo. Como todos seres humanos, la Madre de Dios nació un día y ese día es el que celebramos hoy, aunque en realidad el día del Nacimiento de la Madre de Dios se conmemora el martes el 21 de septiembre, pero lo estamos celebrando el día de hoy. Una vez más los saludos con esta gran fiesta y con vuestra Slava de la parroquia, y especialmente a Vladyka Kirilo.» dijo el Obispo Juan.

Luego todos participaron del almuerzo festivo preparado por la Madre María en colaboración con muchas personas que ayudaron para el mismo, con mesas separadas y ventilación en el salón por protocolo por Covid (así también en el templo).


































Featured Posts
Recent Posts
Archive