top of page

La Circuncisión del Señor, San Basilio el Grande y Año Nuevo según el Calendario Juliano



En el octavo día después de Su Natividad, nuestro Señor Jesucristo fue circuncidado de acuerdo con la Ley del Antiguo Testamento. Todos los niños varones se sometieron a la circuncisión como una señal del pacto de Dios con el santo antepasado Abraham y sus descendientes [Génesis 17: 10-14, Levítico 12: 3].


Después de este ritual, al Divino Niño se le dio el nombre de Jesús, como declaró el Arcángel Gabriel en el día de la Anunciación a la Santísima Theotokos [Lucas 1:31-33, 2:21]. Los Padres de la Iglesia explican que el Señor, el Creador de la Ley, se sometió a la circuncisión para dar a las personas un ejemplo de cuán fielmente deben cumplirse las ordenanzas divinas. El Señor fue circuncidado para que más tarde nadie dudara de que Él había asumido verdaderamente carne humana, y que Su Encarnación no era meramente una ilusión, como ciertos herejes habían enseñado.


En el Nuevo Testamento, el ritual de la circuncisión dio paso al Misterio del Bautismo, que prefiguró [Colosenses 2:11-12]. Los relatos de la Fiesta de la Circuncisión del Señor continúan en la Iglesia Oriental hasta el siglo IV. El Canon de la Fiesta fue escrito por San Esteban del Monasterio de San Savva.


Además de la circuncisión, que el Señor aceptó como una señal del pacto de Dios con la humanidad, también recibió el Nombre Jesús [Salvador] en el octavo día después de Su Natividad como una indicación de Su servicio, la obra de la salvación del mundo [Mateo 1:21; Marcos 9:38-39, 16:17; Lucas 10:17; Hechos 3:6, 16; Filipenses 2:9-10]. Estos dos eventos, la circuncisión del Señor y el nombramiento, recuerdan a los cristianos que han entrado en un Nuevo Pacto con Dios y "son circuncidados con una circuncisión hecha sin manos, al despojarse del cuerpo de los pecados de la carne por la circuncisión de Cristo" [Colosenses 2:11]. El mismo nombre "cristiano" es un signo de la entrada de la humanidad en un Nuevo Pacto con Dios.


También hoy se celebra la memoria de uno de los más Grandes Santos Padres de la Iglesia, San Basilio el Grande.


Y hoy es el Año Nuevo según el Calendario Juliano


Acerca del Calendario Juliano y el Calendario Gregoriano:


El Calendario Juliano fue creado por Julio Cesar en el año 46 A. C. Los Santos Padres del Primer Concilio Ecuménico (en Nicea en el año 325), fijaron con éste Calendario Juliano el día en el que se debe celebrar la Pascua cada año. La Iglesia utilizó siempre este Calendario. Luego en Occidente, el Papa Gregorio XIII en el 1582, sustituyó a este Calendario Juliano por el suyo, el Calendario Gregoriano. Creó un nuevo Calendario aduciendo que el anterior Calendario tenía un desfase de 10 días. Por eso la celebración de Navidad y de Año Nuevo en la Iglesia Ortodoxa y en la Iglesia Romana tienen una diferencia de 13 días.

Hoy en día la mayoría de las Iglesias Ortodoxas utilizan el Calendario Juliano (entre ellas las Iglesias Ortodoxas Rusa, Serbia, de Jerusalén y del Monte Athos). Sin embargo hay muchas Iglesias Ortodoxas que adoptaron el Calendario Gregoriano (como el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla y la Iglesia Antioquena, entre otras). Pero todas las Iglesias Ortodoxas celebran la Pascua juntos de acuerdo a lo dictado en el Primer Concilio Ecuménico.


Commenti


Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page