En la Parroquia San Miguel Arcángel en Venado Tuerto se celebró la Divina Liturgia y un bautismo




El pasado domingo 21 de marzo, DOMINGO DEL TRIUNFO DE LA ORTODOXIA, se celebró la Divina Liturgia y un bautismo en la Iglesia San Miguel Arcángel en la ciudad de Venado Tuerto, prov. Santa Fe (Argentina). Los oficios los celebró el Presbítero Esteban Jovanovich, párroco temporal de la parroquia. Los fieles asistieron a la Iglesia a celebrar el Domingo del Triunfo de la Ortodoxia, el triunfo de la veneración de los santos iconos. Esta fiesta se celebra el Primer Domingo de la Gran Cuaresma de preparación para la Pascua, y en ella se conmemora la victoria final de la Santa Iglesia sobre la herejía iconoclasta en 843, cuando se adoptó el dogma de veneración de los iconos en el Séptimo Concilio Ecuménico en Constantinopla.

El Padre Esteban en su sermón dijo que los iconoclastas querían erradicar la veneración de los íconos aduciendo que esta práctica iba en contra del segundo Mandamiento dado por Dios a Moisés (No harás esculturas ni imagen alguna...). Pero los Santos Padres del Séptimo Concilio Ecuménico decretaron, iluminados por el Espíritu Santo, que la veneración de los iconos es dirigida a Aquél que es representado en la Imagen. Por ejemplo, al venerar un ícono de nuestro Señor Jesucristo, no estamos adorando a la madera o a la pintura, sino que nuestra veneración va dirigida hacia el que está representado, es decir Jesucristo mismo en el Cielo. El ícono pasa a ser una ventana hacia el cielo, por la cual pasa nuestra veneración hacia aquél que está representado en la imagen. Los Santos Padres enseñaron que desde que Cristo mismo descendió de los Cielos y se encarnó, y vivió con nosotros, entonces es nuestro deber representarlo en imágenes para dar testimonio de que Él se encarnó. Lo vimos y por eso lo representamos. Lo mismo con la Madre de Dios y con los Santos. También todos tenemos fotos de nuestros seres queridos que fallecieron. Sin embargo cuando le damos un beso a esa foto, ese acto de amor no está dirigido hacia el papel con el que se hizo la foto, sino a aquél que está representado en la foto. Lo mismo sucede con la veneración a los íconos.

Cabe destacar que el mismo Señor Jesucristo hizo el primer ícono con su rostro, al secar su cara con un lienzo en el cual quedó impreso su santo rostro. Ese lienzo fue enviado al Rey Abgar en Edesa que deseaba que Cristo viniera a curarlo de una enfermedad. Y el Rey al recibir el lienzo con el Santo Rostro del Señor impreso, se curó. La historia tiene a este lienzo como el primer ícono, y se lo llama "Imagen no hecha por mano de hombre", o "Mandylion"

Luego de la Liturgia, todos los fieles, grandes y niños, tomaron los íconos de las paredes del templo y salieron en procesión alrededor de la Iglesia. Esta es una tradición que se realiza todos los años en este día en las Iglesias Ortodoxas, para celebrar el triunfo de la veneración de los santos íconos.

Luego se realizó con alegría el bautismo del infante Julián Gvozdenovich, quien es bisnieto de Mitar Gvozdenovich uno de los cofundadores de la Iglesia San Miguel Arcángel en Venado Tuerto, y por tal motivo fue un acontecimiento de gran felicidad para todos.

El Padre Esteban explicó que en el Sacramento del Bautismo el niño recibe de Dios un Ángel Guardián que lo protegerá toda su vida. Y que en el Sacramento de la Confirmación (que se realiza seguido al Bautismo), Dios le envía otra vez al hombre el Espíritu Santo, el cual se había alejado del hombre cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios. Dios les vuelve a enviar el Espíritu Santo al hombre para iluminarlo y guiarlo por el camino hacia la Salvación, de retorno al Paraíso.

La familia de Julián donó una pila bautismal al templo para el bautismo de Julián y de muchos otros niños que vayan a recibir el santo bautismo.



Mandylion o Imagen no hecha por mano de hombre





Video de la Procesión





Más fotos




















Featured Posts
Recent Posts
Archive