top of page

El Obispo Kirilo ofició con el Patriarca Porfirije - Administrador de la Metropolia de Zagreb


Su Santidad el Patriarca serbio Porfirije el 19 de agosto de 2023, día de la Transfiguración, presidió la Divina Liturgia en la Catedral dedicada a esa gran fiesta del Señor en Zagreb, con la concelebración de Su Eminencia Kirilo, Obispo de Buenos Aires, Sur y Centro América, y también administrador de la Metropolia de Zagreb-Ljubljana. Cabe recordar que el Concilio de Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia, celebrado en mayo de este año, asignó al Obispo Kirilo como administrador de esta Metropolia, relevando al Patriarca Porfirije en la dirección de la misma. De esta forma el Obispo Kirilo además de continuar siendo Obispo diocesano de Buenos Aires, Sur y Centro América, también es administrador de la Metropolia de Zagreb y Ljubljana.



Su Santidad Patriarca Porfirio en su sermón dijo: “¡Seamos mejores, ese es el llamado de la fiesta de hoy!”



“Hermanos y hermanas, es una gran alegría que nos reunamos hoy aquí en Zagreb, la capital de la República de Croacia, en la Catedral que, gloria a Dios, está dedicada a la Transfiguración del Señor. Y hoy estamos celebrando una de las fiestas más grandes de la fe cristiana, estamos celebrando uno de los eventos más importantes en la vida de Cristo. Es el acontecimiento de Su Transfiguración en el Monte Tabor. Todos conocemos el relato del Evangelio y sabemos que es un hecho histórico, que es muy importante, como muchos otros hechos de la vida de Cristo, que no son mitos y leyendas sino hechos históricos. El hecho es que el Señor mostró su luz divina, increada, imperecedera en el monte Tabor y que con esa luz mostró no sólo que Él se estaba transfigurando como tal, sino la creación, Su naturaleza humana y todo lo que Le rodeaba. Todo lo creado sólo puede ser transformado por la gracia de Dios, por la luz increada de Dios”.



“Todos estamos llamados a la transformación, a cambiar para mejor. Ser mejor: esa es la invitación de las fiesta de hoy. Que yo primero sea mejor, que cada uno de nosotros nos digamos: ¡Seamos mejores! Y esto debe ser su aporte en el espacio en que vive, en la comunidad en que vive. Siendo mejores, subiendo al monte Tabor, subimos a un lugar donde obra la gracia de Dios, que da fruto de nuestro esfuerzo, da como resultado la comunión con Dios y la verdadera comunión entre nosotros los humanos”, dijo el Patriarca Porfirije.

“Estoy feliz de poder presentarles hoy al Obispo Kirilo, y estoy feliz de que nuestro Concilio de Obispos haya reconocido en él a la persona que podrá dirigir esta diócesis dignamente como todos los predecesores, y estoy seguro de que hará muchas más y mejores cosas de las que yo hice aquí, las hará para la gloria de Dios, junto con ustedes sirviendo y orando a Dios por su salvación y la salvación del mundo entero y de todas las personas. Estoy seguro de que contribuirá a un mejor entendimiento primero entre nosotros y luego con todos los demás. Felicito al Obispo Kirilo, rezo para que Dios le dé fuerzas y junto a vosotros exclamo: !Axios! ¡Digno!”, finalizó diciendo Su Santidad.



Monseñor Kirilo tomó la palabra y dijo: “Nosotros creemos, por eso hablamos (2 Cor. 4:13) y llevamos la bendición y la paz de Cristo a todos los pueblos y a todas las naciones”



“Su Santidad Patriarca serbio Porfirije, honorables padres, respetados enviados del Arzobispo de Zagreb, Monseñor Kutleshe, Su Excelencia Embajador de la República de Serbia, distinguidos representantes de instituciones serbias de Croacia y Montenegro, hermanos y hermanas.



“El Señor Jesucristo, además de sus otras virtudes, es también el maestro más perfecto que caminó en esta tierra. Habló a sus discípulos y al pueblo de varias maneras. Hablando a la gente en parábolas sobre el sembrador, sobre el buen pastor, sobre el viñador... Usó patrones de nuestra naturaleza visible y explicó la naturaleza espiritual y las leyes con ellos. Hizo esto también porque el mundo espiritual es diferente de nuestro mundo, en una parte y opuesto a nuestra naturaleza caída, y es imposible describirlo solo con palabras. Especialmente les contó los detalles a sus discípulos cercanos y les dio explicaciones de las historias que predicó a la gente. En el pasado, el Señor habló a los discípulos y al pueblo a través de la creación de milagros, curaciones milagrosas, caminar sobre el agua, silenciar la tormenta en el mar, resucitar a Lázaro... y de esta manera acercó las propiedades de su naturaleza Divina a a ellos. El pueblo y Sus discípulos lo recibieron de varias maneras, desde júbilo y aprobación hasta completo rechazo”.

“¿Con qué propósito el Señor dijo e hizo todo eso? Con el objetivo de transfigurar y salvar nuestra naturaleza caída y la raza humana, pero no solo nuestra naturaleza caída, sino cada personalidad humana individual. El Señor Jesucristo es personalmente la segunda persona de la Santísima Trinidad y no recibió una personalidad humana especial en su hipóstasis, sino que recibió toda la naturaleza humana en su Hipóstasis, Persona – Personalidad, y la transfiguró y la santificó. Por eso, para que nosotros, cada uno de nosotros, podamos recibir esos dones de Cristo, necesitamos nuestro esfuerzo constante de autotransfiguración. Nuestro yo, nuestra personalidad, debe abrirse a los dones de Cristo, porque cada uno tiene su propia libertad de elección - pero por supuesto de nuevo y sólo con la ayuda del poder de Dios”, dijo el Obispo Kirilo.

Permítame, Su Santidad, expresar mi especial placer por la presencia de mis parientes cercanos, especialmente por la mayor, mi madre Zorka y mi amiga Mirjana, y mis sobrinos más pequeños Filip, Pavle y Rad. También saludo a mi cuñada Jelena, quien también tiene el cargo oficial de alcaldesa de la ciudad capital de Podgorica, y está aquí visitando a familiares. Por supuesto, agradezco a los hermanos sacerdotes y a los fieles de esta metrópolis que asistieron en tan gran número a esta gran fiesta, al mismo tiempo que felicito por la Slava de este templo sagrado a Su Santidad, al padre párroco Duško Spasojević y a todos los feligreses y devotos de este santuario. Y finalmente, mencionemos las palabras pronunciadas por el gran maestro de la Iglesia Ortodoxa, San Gregorio Palamas, que pronunció antes de su bendito reposo: ¡Elevémonos hacia lo alto, a la luz!”. Por las oraciones de Su Santidad el Patriarca de Serbia Porfirije, la gracia de nuestro Señor Jesucristo y el amor de Dios Padre y la comunión del Espíritu Santo sean con todos nosotros. Amén.”, concluyó el Obispo Kirilo.












Comentários


Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page