top of page

El Obispo Juan celebró la Divina Liturgia por Vidovdan en la Catedral Ortodoxa Serbia



Ayer 28 de junio se conmemoró al Santo Gran Mártir Lázaro y a todos los mártires de la batalla de Kosovo en 1389. Este día es llamado para los serbios VIDOVDAN (significa "día de San Vito o Vido" porque en este día la Iglesia conmemora a San Vito).

S. E. Kirilo Obispo de Buenos Aires, Sur y Centro América se encuentra en Europa por cuestiones episcopales y la Divina Liturgia fue presidida por S. E. Juan, Obispo de Caracas y Sudamérica de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero. Concelebraron con el Obispo, el Protopresbítero Esteban Jovanovich, el Protopresbítero Igor Kropochev, el Hieromonje David (Janketic) y el Presbítero Boris Gladyshev.

Al final de la Liturgia el Obispo Juan saludó a los fieles agradeciendo la invitación del Obispo Kirilo para participar de la conmemoración de Santo Gran Mártir Lázaro - Vidovdan.

En el DIA DE SAN VITO – VIDOVDAN, el 28 de junio del año 1389, el Santo Gran Mártir Lázaro de Serbia y su ejército cristiano lucharon por la “Honorable Cruz y la Dorada Libertad” ante el ejército otomano y su afán por imponer el Islam y la esclavitud. San Lázaro, sus principales Generales y casi todo su ejército dejaron sus vidas en la llamada “La Batalla de Kosovo”. Luego de esa batalla, los serbios quedaron bajo el dominio otomano por largos 500 años Este sacrificio de San Lázaro y de sus soldados por la fe cristiana recibida de sus antepasados y por la libertad de su pueblo, marcó para siempre y con fuego inextinguible, el corazón de las siguientes generaciones de serbios. Esta Evangélica ofrenda de sus vidas "por la Honorable Cruz y la Dorada Libertad”, ofrecida por San Lázaro y su ejército ante el Único Señor Jesucristo, se transformó para el pueblo serbio en el emblema que les iba a fortalecer en la posterior esclavitud, en el ejemplo a seguir en la adversidad, en la esperanza en Dios su Creador. Esta sagrada ofrenda se inmortalizó para toda la descendencia serbia, con el nombre de "Testamento de Kósovo".

Este espíritu guió al pueblo Serbio a lo largo de su historia, y cada año conmemoró a San Lázaro y sus valientes soldados, honrándolos con oraciones elevadas en la Divina Liturgia Ortodoxa celebrada cada 28 de junio.

Dice la historia, que el mismo día de la batalla de Kosovo, San Lázaro y todo su ejército participó de la Divina Liturgia y tomó la Santa Comunión, antes de ir a la lucha.

En esa batalla también participaron soldados de los ejércitos italianos y de otros países europeos ya que toda la Europa cristiana estaba amenazada por el ejército otomano que quería convertirla al Islam. San Lázaro debía elegir entre dejarlos pasar sin presentar batalla y así permanecer con vida él y su reino serbio, o darles batalla con la intención de detenerlos con la consecuencia de la derrota casi segura y la muerte, pero ese sacrificio serviría no solo para detenerlos y que no lleguen a Europa, sino principalmente para darles a las futuras generaciones un TESTAMENTO: luchar por la "Honorable Cruz y la Dorada Libertad".

Ese es el Testamento que honramos año tras año el pueblo Serbio. Y es un Testamento que, como el Santo Nikolaj Velimirovich enseña, para todos seamos serbios, argentinos o de cualquier nacionalidad y época. Ya que ese Testamento nos ilumina para que en cada decisión de nuestras vidas en las que tengamos que elegir, elijamos al Reino Celestial antes que al reino terrenal. Como dijo San Lázaro en el momento de elegir entre no dar batalla y quedar vivo con su reino con una libertad engañosa, o dar batalla por la Fe Cristiana: "EL REINO TERRENAL DURA SÓLO UN CORTO TIEMPO, MAS EL REINO CELESTIAL ES POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE".


INVITAMOS A TODOS A PARTICIPAR DE LA CELEBRACIÓN PRINCIPAL DE SAN LÁZARO Y LOS MÁRTIRES DE KOSOVO - VIDOVDAN, ESTE DOMINGO 2 JULIO - DIVINA LITURGIA 10 HS EN LA CATEDRAL NATIVIDAD DE LA MADRE DE DIOS - LUEGO DE LA LITURGIA HABRÁ ALMUERZO FESTIVO









Σχόλια


Featured Posts
Recent Posts
Archive
bottom of page