Comunicado del Santo Concilio de Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia

June 8, 2018

 

 

El comunicado público del Santo Concilio de Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia de su reunión ordinaria celebrada en el Monasterio del Patriarcado de Pec y en Belgrado, del 29 de abril al 10 de mayo de 2018

 

 

La reunión ordinaria del Concilio de Obispos de la Iglesia Ortodoxa Serbia comenzó el 29 de abril de 2018 en el Monasterio del Patriarcado de Pec con la celebración de la Divina Liturgia Pontificia y la invocación al Espíritu Santo, y continuó en la sede del Patriarcado Serbio en Belgrado, bajo la presidencia de Su Santidad el Patriarca Serbio Irinej. Participaron en el Concilio  todos los Jerarcas de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

Al comienzo de la reunión, el Patriarca se dirigió a todos los Jerarcas presentes con comentarios introductorios en los que señaló el tema esencial de la vida y la misión de la Iglesia Ortodoxa Serbia en el mundo contemporáneo, lleno de grandes desafíos y tentaciones espirituales, pero también grandes posibilidades de trabajo en la renovación espiritual de las personas.

La decisión más importante fue la de establecer nuevas fiestas en el calendario de la Iglesia Ortodoxa Serbia, que a su vez, también implica en el calendario de la Iglesia Ortodoxa en su conjunto. A saber, el Concilio  decidió por unanimidad canonizar, es decir agregar al Concilio  de Santos, a tres personas que, debido a su firme compromiso con la fe en Cristo, fueron asesinadas por los Arnautos (albaneses que servían al Ejército Otomano) durante el gobierno turco a finales del siglo XIX y al comienzo del siglo XX, en Kosovo y Metohija, y son los siguientes:

 

• Grigorije (Gregorio) de Pec, monje en el Monasterio de Pec, como Hieromartir, cuya conmemoración litúrgica se celebrará el 22 de enero (Antiguo Calendario) / 7 febrero (Nuevo Calendario);

• Vasilije (Basilio), panadero de Pec, como mártir, cuya fiesta se celebrará el 29 abril / 12 mayo.

• Bosiljka (Bosilka) Rajicic de la ciudad de Pasjana, cerca de Gnjilana, como mártir, cuyo ascetismo se conmemorará de 13 / 26 de octubre

• y aquellos que sufrieron con ellos.

 

         Con la glorificación litúrgica oficial y la proclamación pública de estos mártires entre nuestra gente, el Concilio coronó su trabajo, en la Iglesia de San Sava en Vracar, en la fiesta de la Incineración de las reliquias de San Sava, el 10 de mayo de 2018. Durante la reunión del Concilio  en el Monasterio de Pec, los Jerarcas visitaron el Monasterio Visoki Decani y Svete Vrace en Zociste cerca de Orahovac y la ciudad serbia de Velika Hoca en la misma región.

Al atender a los informes sobre los preparativos para la celebración del 800vo aniversario de la Independencia (Autocefalía) de la Iglesia Ortodoxa Serbia, que se marcará en 2019 y 2020, el Concilio  decidió que durante este año el 1000vo aniversario de la Arquidiócesis de Ohrid sea conmemorado de manera orante y digna. El Concilio  también saluda con alegría el anuncio de la llegada, en un futuro próximo, del Precioso Velo de la Santísima Theotokos (Madre de Dios), que se conserva en el Monasterio de Vatopedi en el Monte Athos, y las maravillosas reliquias de San Lucas, Obispo de Simferopol y Crimea, quien era el Bendito Cirujano y confesor de la fe durante la Rusia soviética, para que nuestros fieles veneren estas grandes reliquias sagradas. El Concilio  también acoge con satisfacción la decisión final del Gran Consejo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo de que las autoridades de la ex República Yugoslava de Macedonia han violado una convención internacional sobre derechos humanos y libertad de religión y conciencia al negarse a registrar la Arquidiócesis canónica de Ohrid.

Se presentaron informes al Concilio  sobre el trabajo en mosaico y el embellecimiento de la Iglesia Conmemorativa de San Sava en Vracar, sobre la educación cristiana, sobre el trabajo del Santo Sínodo, el Consejo Administrativo del Patriarcado, la Fundación para Kosovo y Metohija, las fundaciones de benevolencia de la Iglesia Ortodoxa Serbia "Covekoljublje", las agencias de peregrinación "Dobrocinstvo", el servicio de Noticias de la Iglesia Ortodoxa Serbia, el Comité para Jasenovac y los Servicios Religiosos en el Ejército Serbio y las Fuerzas Armadas de Bosnia y Herzegovina, así como el contenido de los informes de los obispos diocesanos y su trabajo archipastoral. Se tomaron decisiones con respecto a todos estos temas. Es el consenso general del Concilio  que hay más y más problemas entre las diócesis: hay una disminución drástica en la población y el número de fieles en las ciudades más pequeñas; la tuberculosis arrasa por todos lados amenazando con una catástrofe demográfica; Los extremistas albaneses continúan sus provocaciones no solo en Kosovo y Metohija sino también en la Diócesis de Vranje (Presevo); los propagandistas rumanos están intensificando sus acciones contra el orden canónico de la Iglesia en la Diócesis de Timok y Branicevo, lo que están haciendo en el marco del etnofilitismo y el proyecto político de rumanización de los Valacos y la población de habla Valaca  en la Serbia oriental; ciertos círculos búlgaros actúan de manera similar en la Diócesis de Vranje (Bosiljgrad). Particularmente alarmante es el estado de cosas en Montenegro, donde el aparato estatal está llevando a cabo una campaña discriminatoria contra el Metropolita legítimo de Montenegro y el Litoral y la Diócesis de Budimlje-Niksic, favoreciendo a la insignificante (¡montenegrina!) Secta de Miras Dedeic, mientras que al mismo tiempo ejerce una presión constante sobre el pueblo serbio, a quienes trata de imponer el montenegrinismo como una identidad nacional.

El Concilio  se complace en señalar que las relaciones de la Iglesia Ortodoxa Serbia con las Iglesias Ortodoxas hermanas son impecables, en un espíritu de unidad y amor, con la desafortunada excepción de las acciones de la Iglesia Ortodoxa Rumana, con la que, hasta hace poco, hemos sido una en Dios, y la insensata iniciativa del Patriarcado Búlgaro de involucrarse de manera ilegal y no canónica en el problema de la resolución del estado de la cismática "Iglesia Ortodoxa de Macedonia". En este contexto, el Concilio  expresa su plena solidaridad, en el amor fraterno y condescendiente, a la martirizada hermana Iglesia en Ucrania, expuesta a la más dura persecución por parte del régimen actual en Kiev.

 

El Concilio  tomó en consideración todas las propuestas, comentarios y enmiendas que se recibieron con respecto al borrador de la nueva Constitución de la Iglesia Ortodoxa Serbia y decidió que todos los Jerarcas deberían enviar sus comentarios sobre el borrador al Santo Sínodo a más tardar el 1 de noviembre del año en curso, para que la Comisión del Concilio de la Constitución los tome en consideración y para que el Concilio formule una declaración sobre este tema el próximo año.

También se observó que las relaciones con la Iglesia Católica Romana, las Iglesias de la Reforma y las organizaciones ecuménicas son correctas y constructivas, lo que lamentablemente no se aplica a las relaciones con la Conferencia de Obispos de Croacia, en la que, a pesar de un grupo de bien intencionados obispos que actúan en el espíritu del Concilio Vaticano II, existe, desafortunadamente, otro grupo de obispos abiertamente pro-Ustasha y la retórica de los Ustasha. El Concilio  espera que el primero ejercerá una mayor influencia sobre los fieles católicos croatas sobre este último.

El Concilio  dedicó especial atención a la santidad del matrimonio y las familias y confirmó su decisión del año pasado de establecer un comité especial en el Santo Sínodo que se ocuparía de este tema, así como del Comité de bioética y ecología.

El distinguido miembro del Concilio, el Obispo Jefrem de Banja Luka fue galardonado por el Concilio  con la Orden del Santo Rey Milutin.

En lugar del Obispo Jovan de Sumadija, el Obispo Ilarion de Timok fue elegido para las relaciones entre la Iglesia y el Ejército Serbio, en particular con respecto a la cuestión de los servicios religiosos en el Ejército.

El Concilio  completó las diócesis vacantes. El actual Obispo de Zahumlje y Herzegovina, Obispo Grigorije, fue elegido para la Diócesis de Frankfurt y toda Alemania; el hieromonje Dimitrije (Radjenovic), abad del Monasterio de Duzi, fue elegido obispo de la Diócesis de Zahumlje y Herzegovina; el abad Heruvim (Djermanovic) del monasterio Daljska Vodica fue elegido Obispo de Osijek y Baranja; el actual vicario de Dioclea, el Obispo Kirilo (Bojovic), fue elegido Obispo Diocesano de Buenos Aires, Sur y Centro América; el Archimandrita Stefan (Saric), Decano de la Iglesia de San Sava en Vracar, fue elegido Vicario Obispo del Patriarca con el título de Obispo de Remezijan; el Archimandrita Metodije (Ostojic), abad del Monasterio de Cetinje, fue elegido Vicario del Metropolitano de Montenegro y el Litoral, con el título de Obispo de Dioclea; el Archimandrita Isihije (Rogic), del Monasterio de Kovilj, fue elegido Vicario Obispo del Obispo de Backa, con el título de obispo de Mohacki.

El mandato ha terminado en el Santo Sínodo para los siguientes miembros: el Obispo Fotije de Zvornik-Tuzla y el Obispo Justin de Zicha, quienes permanecen como suplentes. Por sugerencia del Patriarca Serbio Irinej, los elegidos en lugar de ellos son el Obispo Jovan de Sumadija y el Obispo Irinej de Backa.

 

Enviado por Bishop of Backa Irinej

Portavoz de la Iglesia Ortodoxa Serbia

Please reload

Featured Posts
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive

Sede de la Diócesis: Catedral de la Natividad de la Virgen

calle 15 de Noviembre de 1889 - N° 1536

(1130) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Teléfono: +54-11-4304-1211

e-mail: spc.buenosaires@gmail.com

www.iglesiaortodoxaserbiasca.org