LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN

September 23, 2016

 

La Santísima Virgen María nació en un momento en que la gente había alcanzado tal grado de decadencia moral que parecía imposible restaurarlo. Se dice frecuentemente que Dios debía entrar en el mundo para restaurar la fe y para no permitir la ruina de la humanidad.

El Hijo de Dios eligió tomar la naturaleza humana para la salvación de la humanidad, y eligió como su madre a la Purísima Virgen María, quien solo era digna de dar a luz a la fuente de la pureza y de la Santidad. 

La natividad de nuestra señora Santísima es celebrada siempre por la iglesia como día de gozo universal. Dentro del contexto del Antiguo y Nuevo Testamento, la bendita Virgen María nació en este día radiante, siendo elegida antes de las edades por Providencia Divina a causa del misterio de la encarnación del Verbo de Dios. Revelada como la madre del salvador del mundo, nuestro Señor Jesucristo.

La Santísima Virgen María nació en la pequeña ciudad de Galilea, Nazareth. Sus padres eran el justo Joaquín de la tribu del Profeta-Rey David, y Ana de la tribu del primer sacerdote Aaron. La pareja no tenía hijos, puesto que Santa Ana era estéril.   A pesar de llegar a la vejez, Joaquín y Ana no perdieron la esperanza  en la misericordia de Dios. Tenían fuerte fe que para Dios todo es posible, y que podría Dios darles un hijo aun siendo estéril Ana e incluso en su vejez, como él superó una vez la esterilidad de Sara, esposa del patriarca Abraham. Joaquín y Ana hicieron votos de dedicar al niño que el Señor les diera, al servicio de Dios en el templo.

La infertilidad era considerada entre la nación hebrea como castigo divino por el pecado, y por lo tanto Joaquín y Ana tuvieron que soportar el abuso de sus propios compatriotas. En una de las fiestas en el templo en Jerusalén Joaquín presentó doble ofrenda para el sacrificio a Dios, pero el  sumo sacerdote no la aceptó, en vista de que él era indigno puesto no tenía hijos. 

Joaquín  profundamente apenado se retiró al desierto por cuarenta días, y allí rogó con lamentos al Señor por un niño. Santa  Ana lloró amargamente cuando supo lo que había sucedido en el templo de Jerusalén. No se lamentó ante el Señor por su condición de estéril, sino que le suplicó que tuviera misericordia de su familia.

El Señor respondió sus peticiones cuando los piadosos esposos habían alcanzado la vejez y se habían preparado por la vida virtuosa que tenían, para el sublime llamado: para ser los padres de la Santísima Virgen María, la futura madre del Señor Jesús. 

 

El Arcángel Gabriel anunció a Joaquín y Ana el feliz mensaje: sus oraciones habían sido oídas por el Señor, y de ellos nacería una hija, la bienaventurada María, a través de quien vendría la salvación a todo el mundo.

La Santísima Virgen María precedió en pureza y virtud no sólo a toda la humanidad, sino también a los ángeles. Ella se revela como el templo vivo de Dios, es así que la iglesia canta en sus himnos: “la puerta del oriente… trayendo a Cristo al mundo para la salvación de nuestras almas " (2do stichera. de “Señor, he clamado”, tono 6). 

La natividad de la Madre de Dios marca el inicio de los tiempos en que las promesas grandes y reconfortantes de Dios para la salvación de la raza humana, y de la esclavitud de Satanás, están a punto de ser cumplidas.

Este acontecimiento ha sucedido para manifestar a la tierra, la tolerancia del reino de Dios, del reino de la verdad, de la piedad, de la virtud y de la vida eterna.

La Theotokos ha sido revelada a todos nosotros como una intercesora y madre bondadosa.

(Fuente: www.acoantioquena.com)

 

 

Please reload

Featured Posts
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive

Sede de la Diócesis: Catedral de la Natividad de la Virgen

calle 15 de Noviembre de 1889 - N° 1536

(1130) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Teléfono: +54-11-4304-1211

e-mail: spc.buenosaires@gmail.com

www.iglesiaortodoxaserbiasca.org