Buscar
  • iglesiaortodoxaser

La vida de San Sava - para niños


Compartimos el texto de “La Vida de San Sava”, para niños (traducido por el P. Esteban Jovanovich del libro “Saint Sava, Teacher of Christ´s Commandments – authors Radovan Jakovljevic and Jovan Anicic – Publisher Jovsic Printing Centar – Co-publisher Orthodox Lighthouse, Chicago).

LA VIDA DE SAN SAVA - PARA NIÑOS

Stéfan Nemanja y Ana

Había una vez, en la tierra de los Serbios, un Rey llamado Stéfan Nemanja con su esposa Ana. Ellos tenían dos hijos, Vúkan y Stéfan. Ellos eran personas piadosas y buenos cristianos. Ayudaban a las personas pobres y enfermas, construían iglesias y monasterios y vivían en el piadoso temor de Dios.

Oración a Dios

Stefan Nemanja y Ana amaban los niños. A menudo rezaban a Dios para que les concediera un hijo más. Dios escuchó sus oraciones y les otorgó un tercer hijo, a quien llamaron Rastko. Este fue el año 1175

La infancia de Rastko

Desde temprana edad, Rastko Nemanjic mostró un gran amor a Dios. Él visitaba asiduamente el monasterio dedicado a San Nicolás, que su padre había construido. Allí, él pasaba el tiempo conversando con los monjes acerca de la vida espiritual y los milagros de los santos.

Rastko como Príncipe

Siendo un joven príncipe, a Rastko le fue dada la oportunidad de gobernar una parte de las tierras Serbias. Pero el deseo de Rastko por servir a Dios era mucho mayor que su interés por el reino terrenal. Y por eso secretamente soñaba con una vida distinta.

Las historias acerca de los santos monjes

En esos tiempos, un grupo de monjes Rusos llegaron al reino de Serbia desde el Monte Athos, que es un santo lugar en Grecia. Stéfan Nemanja y Ana los recibieron en su palacio con alegría. La visita de estos monjes hizo que Rastko pudiera oír historias acerca de la maravillosa forma de vida de los monjes en el Monte Athos. Inspirado por esas historias, el joven príncipe tuvo la determinación de hacerse monje. Una noche, él se escapó de la casa de sus padres para seguir a los monjes en su camino de regreso al Monte Athos.

Rastko se hace monje

En el Monte Athos, Rastko se convierte en monje en el monasterio de San Panteleimon y recibe su nuevo nombre monástico: SAVA. La oración, el ayuno y las vigilias rezando comenzaron a ser parte de su nueva vida.

Stefan Nemanja deja el trono y se convierte en el monje Simeón

Stefan Nemanja y su esposa Ana dejan el trono de su Gobierno en Serbia y deciden seguir el camino de su hijo Sava. Stefan Nemanija dio su trono a su hijo mayor, Stefan, se hizo monje con el nombre de Simeón y viajó al Monte Athos donde estaba su hijo Sava, para vivir la vida monástica juntos. Sava y Simeón construyen un monasterio allí, el cual sería luego muy importante. Simeón muere al poco tiempo.

Educando al pueblo Serbio

San Sava llegó a ser el primer Arzobispo de Serbia. Era muy amado por su pueblo. Trabajaba sin cesar en la administración de la Iglesia Serbia y en la educación del pueblo serbio. Construyó muchas iglesias y monasterios, así como también hospitales y escuelas.

La muerte de San Sava

En el regreso de uno de sus viajes a la Tierra Santa en Jerusalén, Sava enfermó gravemente. Murió amando al Señor Dios en la ciudad de Trnovo en Bulgaria, en el año 1235. Muchos cristianos ortodoxos de todo el mundo se entristecieron al recibir esta noticia. Sus reliquias fueron traídas al monasterio de Miléshevo en Serbia. DE ESTA MANERA EL PUEBLO SERBIO VENERÓ LAS RELIQUIAS DE SAN SAVA, EL SANTO HOMBRE QUE LES HABÍA ENSEÑADO LA FE EN DIOS.


0 vistas

Sede de la Diócesis: Catedral de la Natividad de la Virgen

calle 15 de Noviembre de 1889 - N° 1536

(1130) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Teléfono: +54-11-4304-1211

e-mail: spc.buenosaires@gmail.com

www.iglesiaortodoxaserbiasca.org